es mujer

Lo que quieres saber

Todo sobre ‘mujer bañando a otra’

Cómo bañar un bebé recién nacido

ba__o.JPG

Algunos padres primerizos se ponen nerviosos con los primeros baños del bebé: ¿cuando debo empezar a bañarlo y cada cuanto tiempo? ¿Sabré sujetarlo bien? ¿Le molestará el agua? ¿Es peligroso?

Para bañar a un bebé tan pequeño hay que tomar precacuciones y asegurarse de contar con una bañera adecuada y todo lo necesario a mano, pero si tenemos esto en cuenta, el baño puede convertirse en un momento muy agradable y relajante para el recién nacido.

Lo normal es darle el primer baño unos días después de volver del hospital, cuando ya ha cicatrizado el ombligo. Pero si tarda un par de semanas en caérsele, tampoco hay problema por bañarlo antes, siempre y cuando se seca y cuida debidamente la zona. En cuanto a la frecuencia, lo ideal es bañar al bebé dos o tres veces por semana (y el resto de los días lavar las zonas que más se ensucian).

Y ahora respondamos a la pregunta principal...¿cómo?

La temperatura del cuarto de baño debe ser agradable, asegúrate de que esté por encima de los 20 grados.

En cuanto a la bañera, debes llenarla hasta unos 5 o 10 cm de profundidad con agua tibia. Para comprobar la temperatura, usa tu codo, que es más sensible y más parecida a la del bebé. Si cuentas con un termómetro, comprueba que el agua está entre 32 y 38 grados.

Ten todo lo que necesites (jabón, toallas…) a mano, pues el bebé NUNCA debe quedar solo en la bañera. Ir simplemente a coger el telefóno, o a abrir la puerta puede hacer que el bebé se ahogue, ya que ocurre muy rápidamente y no hace falta que haya mucha agua.

Coge al bebé pasando un brazo por detrás de su cabeza y espalda, sujetándolo por la axila. Usa la otra mano para enjabonarle y aclararle. Tanto los jabones como los champús deben ser neutros, para no causar problemas en su piel. Evita el uso de polvos de talco y colonias mientras son tan pequeños. Si quieres echarle colonia, ponla en la ropa.

Por último, no te olvides de secarle bien, en una superficie amplia, y poniendo especial cuidado en los pliegues, sobre todo en la zona del ombligo si aún no ha cicatrizado.

En total, el baño no debería durar más de 5 minutos.

Fuente: de bebes