es mujer

Lo que quieres saber

Todo sobre ‘medidas colchon cambiador bebe’

Como debe ser el cambiador de tu bebe

cambiador.JPG

Un cambiador es un elemento utilizado constantemente (cada vez que hay que cambiarle el pañal al bebé), por lo que conviene elegir uno práctico y cómodo.

El cambiador básico consiste en un pequeño colchón, que suele estar fabricado en gomaespuma forrada de PVC atóxico, materiales lavables, blandos y resistentes. Algunos disponen de cinturón de seguridad.

¿Quieres saber qué modelos hay? ¿Y qué criterios seguir en el momento de hacerte con uno?

Hay diferentes tipos de cambiadores, con diversas funciones:

  1. Colchón-cambiador: es el modelo básico y se puede extender sobre cualquier superficie lo suficientemente plana y estable.
  2. Cambiador hinccomente: muy apropiado para viajes y desplazamientos, resulta muy práctico. Búscalo con bolsillos para poder guardar los productos de aseo.
  3. Bolso-cambiador: se trata de una especie de neceser con compartimentos para pañales y que consta también de un colchón cambiador plegable. Lo hay disponible también en mochila.
  4. Cambiador con patas: se puede colocar sobre la bañera grande, el coche o la cuna (con cierres regulables), y se trata de un cambiador de mesa, con patas incorporadas. Dispone de compartimentos para meter los productos de aseo.
  5. Mueble-cambiador: se trata de un mueble de almacenaje que incorpora en la parte superior o en una superficie abatible  el colchón cambiador, y que se coloca en la habitación del bebé. Busca uno cuyos cajones puedas seguir utilizando una vez que el pequeño deje de usar pañales.
  6. Bañera-cambiador: disponible en varios modelos, consiste en una estructura sobre la que se sitúa tanto la bañera como el cambiador (ya sea encima de esta o sobre un chasis común).

¿Qué cambiador elegir? Una buena idea es contar con dos cambiadores, uno de ellos portátil (cambiador hinccomente o bolso-cambiador) y el otro fijo, como un mueble cambiador.

Hay que tener en cuenta que el cambiador a pesar de ser muy utilizado durante una temporada, tiene una vida útil muy corta, por lo que si compras un mueble, asegúrate de que seguirá sirviendo después, y si no, opta por un modelo cómodo pero barato.

Los cambiadores fijos, de casa, cuentan muchas veces con bordes, lo que resulta útil para que el pequeño no “escape”, pero puede resultar algo incómodo a medida que tu hijo crece. En cuanto al tamaño, lo ideal es que tenga 90 cm de altura, 55 cm de profundidad, y aproximadamente 1m de largo.  La altura es una medida a tener muy en cuenta, para cuidar tu postura y por ende tu columna vertebral.

¿Cómo es el cambiador de tu bebé?

Fuente: mibebeyyo y crecebebe