es mujer

Lo que quieres saber

Todo sobre ‘hacer un disfraz del raton vaquero’

Como hacer disfraces caseros para niños

Ya falta poco para los Carnavales, y es hora de hacer un disfraz para tu pequeño. Hacer los disfraces en casa siempre es una opción muy barata y original, pero si no eres un as de las manualidades, puede que temas que tu hijo acabe convertido en un esperpento (no es tan grave, piensa que al menos es Carnavales  ).

En todo caso, os propongo aquí  algunos disfraces caseros muy fáciles de hacer, para los padres menos mañosos. Además, podrá ayudarte tu hijo, así que ya tenéis el plan perfecto para este domingo por la tarde: ¡hacer un disfraz!

Aqui teneis algunas ideas

1. Bailarina

Necesitamos una camiseta rosa, unas medias o leggins rosas y unas bailarinas del mismo color. Todo lo que tienes que fabricar es el tutú, con tul y cinta elástica.

Hacer un nudo a la cinta elástica (que quede del ancho de la cintura) y después colocarla en el respaldo de una silla. Cortar el tul en tiras tan largas como el largo deseado para el tul. Después, vamos enganchándolas en la cinta elástica haciendo nudos de corbata. 

Hacer un lacito con tul para la cabeza. Y en cuanto al peinado, un moño bien tirante.

2. Payaso


Necesitamos una camiseta de colores brillantes muy grande para el niño (por ejemplo la de un adulto) y unos pantalones grandes también, que se sujetarán con tirantes. Ponle también una corbata ancha de colores, y átala mal.

Ponemos zapatos de cordones y remplaza sus cordones por otros de colores brillantes. Hacemos nudos vistosos.

Compramos  una peluca de colores brillantes y una nariz de payaso.

3. Mickey Mouse


Vístele con camiseta negra y pantys negros, y encima, unos pantalones cortos color rojo. Añadimos a la parte delantera de los pantalones 2 grandes círculos amarillos para los botones. En la parte trasera, añadimos un rabo, puede ser un hilo grueso negro, fieltro un lazo negro.

Conseguimos un par de zapatos amarillo brillante, si no los consigues, pintamos de amarillo unos viejos tenis ya en desuso. Ponle guantes blancos en las manos.

Píntale un círculo negro en la nariz y haz unas orejas con cartón o fieltro y una diadema negra.

4. Hada


Buscamos una camiseta de manga larga “elegante” (con brillantitos o así), o una de asas, en color rosa, azul, o el color que desees para el vestido. Añadimos una falda hecha con tul, igual que en el disfraz de bailarina, pero el largo de las tiras debe llegar hasta los pies.En los pies, ponemos unas bailarinas.

Hacemos una corona o tiara con un limpiapipas de color brillante o con un collar de bisutería y alambre.

Compramos unas alas (las hay en cualquier chino por menos de 5 euros) con brillantitos. Si no, puedes hacerlas con cartulina y papel crepé (la primera para dar forma, y el segundo para recubrir) y unirlas a la camiseta con imperdibles.

En cuanto a la varita, puedes pegar papel de aluminio sobre cartulina y recortar la forma de dos estrellas. Pégalas colocando en medio un palito de brocheta también recubierto de aluminio.

5. Pirata


Cojemos una camiseta de rayas blancas y rojas y si es vieja, hacemos cortes y jirones. Pónsela sobre una camiseta de un color diferente, para que se noten bien los rotos. En cuanto a los pantalones, les ponemos unos “piratas” -o al menos que le queden un poco cortos- azul marino o negro.

Le ponemos un parche negro en el ojo y un pañuelo negro en la cabeza. Podemos comprar en cualquier chino una mano-garfio y una espada pirata.

Fuente: blogbebes

Ideas para tus fiestas infantiles

disneyparty.JPG

Cuando llega el cumpleaños de tu hijo, está tan ilusionado y quieres que todo salga perfecto. Para ellos es un día muy importante, en el que son los absolutos protagonistas. Aunque cada vez es más habitual celebrar los cumpleaños fuera de casa -ludotecas- si quieres hacerlo en tu dulce hogar puede ser todavía más original y más relacionado con los gustos de tu hijo.

Una buena idea son unas fiestas temáticas, ya que resultan muy divertidas. Eso sí, consensúa con tu hijo el tema para que sea algo que realmente le guste.

Una fiesta temática depende en buena parte de tu creatividad y de tiempo que dispongas. Por lo general, lo más complicado es conseguir toda la decoración concordante: murales, piñatas, platos y vasos, tarta e invitaciones deben amoldarse a ese tema central. Puede ser mucho más fácil realizar una fiesta temática de algún personaje conocido: Winnie the Poo, Mickey Mouse y compañía o de princesas, porque es fácil comprar objetos con esos motivos.

Sin embargo puede ser mucho más divertido hacer algo más general, según los gustos de tu hijo: los trenes, el circo, el viejo oeste, etc. En este tipo de fiestas, es interesante también que todos los niños participen disfrazándose. Puedes pedirle a los padres que los lleven con alguna prenda especial -algo sencillo-, pero lo ideal es que cuentes con cosas para acabar su atuendo. Por ejemplo, para representar a indios y vaqueros sólo tienes que comprar en un todo a cien plumas, arcos, sombreros de vaqueros y revólveres. Si quieres representar un circo, lo ideal sería contar con los distintos disfraces: uno de payaso para un niño, otro de trapecista para otro. Puede ser díficil de recopilar, pero si lo empiezas a organizar con tiempo es posible, y el resultado valdrá la pena.

La piñata deberá amoldarse también al tema escogido, así como las gominolas y juguetes de la misma -siempre que sea posible-.Asimismo, la tarta puede decorarse un poco.

Cuanto más homogéneo sea el decorado y los utensilios, más dará para jugar, pero tampoco es necesario hacerse un master en la época prehistórica para hacer una fiesta temática de dinosaurios. Lo más importante son las ganas, e incluso con un par de detalles y mucha imaginación se puede conseguir el decorado más logrado.

Si necesitas ayuda, en Fiestecitas puedes conseguir consejos para más de 50 fiestas temáticas diferentes.

¿Has realizado alguna fiesta de este tipo para tu hijo? ¿Con qué motivos temáticos?