es mujer

Lo que quieres saber

Todo sobre ‘“flujo rosado” despues de relacion sexual’

El flujo vaginal durante el embarazo

flujo.JPG

El flujo vaginal aumenta durante el embarazo por una mayor presencia de hormonas como el estrógeno, y un mayor riego sanguíneo. A pesar de que es algo que preocupa bastante a las mujeres embarazadas, debe saber que es algo completamente normal y que no puede ser de otra manera.

El flujo es de un color blanquecino, líquido y de poco olor, muy semejante al que muchas mujeres tienen durante su período premenstrual, pero más cantidad.

¿Quieres saber si hay variaciones a lo largo de los meses de embarazo? ¿Cuándo debes preocuparte?

El flujo vaginal va aumentando y haciéndose más denso a medida que se acerca el momento del parto. Para aumentar tu confort puedes usar salvaslips, pero nunca debes utilizar tampones, por abundante que sea el flujo, ya que pueden causarte una infección vaginal seria.

Es muy importante que mantengas la zona limpia y que uses ropa interior de algodón, así como que evites pantalones ajustados y jabones perfurmados en el área. Las duchas vaginales están muy contraindicadas durante el embarazo -a menos que tu médico te indique lo contrario-, ya que pueden introducir aire en el sistema circulatorio a través de la vagina, lo que causaría graves complicaciones.

Este flujo puede causar irritación en el pene de tu pareja debido a la mayor acidez del flujo, consulta a tu médico si eso ocurre.

¿Cuándo debe preocuparse?

Si su flujo es  espeso, de color amarillo o verdoso, y se acompaña de mal olor y picazón, tienes una infección. Debes consultar rápidamente a tu médico, pues aunque generalmente no son graves ni difíciles de tratar, pueden causar problemas durante el parto.

Por otro lado si detectas sangre en tu flujo, aunque sea rosada o muy poquita, debes consultar inmediatamente a tu médico.

¿Que significa que el flujo sea marrón?

Muchas mujeres encuentran flujo marrón clarito en diversas etapas del embarazo, aunque no tiene por qué ser algo grave, SIEMPRE se debe ir al médico lo antes posible.

Durante los tres o cuatro primeros meses de embarazo hay mujeres que presentan un ligero sangrado marrón en las fechas en las que les vendría la regla. Es algo poco frecuente y suele producirse por alteraciones hormonales o funcionales (expulsión de deshechos del endometrio).

Por contra, cerca de la fecha de parto suele ser señal de que está llegando el momento de dar a luz. Antes de la semana 37  suele indicar parto prematuro.

De todas maneras si no se acompaña de dolor ni de otros síntomas el flujo marrón no suele ser preocupante. A veces, especialmente durante los primeros meses, puedes presentar un sangrado marrón -o rojo- escaso tras mantener relaciones sexuales o tras un examen pélvico, y se debe a la mayor sensibilidad del cuello uterino como consecuencia de los cambios que está sufriendo. En este caso, el sangrado no tiene mayor importancia.

Pero ya sabes, ante cualquier duda o cualquier cambio en el aspecto de tu flujo, acude al ginecólogo.