es mujer

Lo que quieres saber

Todo sobre ‘cuanto tiempo tarda en desintegrarse un pañal desechable’

Que pañales poner a mi bebé

pa__ales.JPG

El pañal es fundamental para que tu bebé se sienta cómodo, pues durante los dos primeros años de vida un bebé siempre está en contacto con algún pañal -casi 8 al día, concretamente-. Elegir uno bueno consiste, básicamente, en escoger el que mejor se adapta a las necesidades del pequeño.

Además, hay que tener en cuenta que existen varios tipos de pañales: los desechables -que son los más utilizados-, los reutilizables y ecológicos.

Los criterios en cuales fijarte en el momento de comprar pañales son:

En los pañales desechables, de plástico y de usar y tirar, que son los que se usan en la gran mayoría de las familias, pues son los más prácticos.

Algo básico es usar los pañales que se adecúen al peso de tu bebé, pues es la única manera de asegurar su comodidad. En caso de que se acerque al límite superior, más vale pasar a la categoría siguiente.

Para bebés recién nacidos, que pasan gran parte del día durmiendo, conviene comprar un pañal con una buena cobertura de barreras antiescurrimientos en los laterales, para evitar que nada se salga.

Cuando el bebé ya comienza a gatear y moverse, lo fundamental es la absorción del pañal (cuanto más alta mejor). Antes de comprar un pañal es fundamental considerar su velocidad de absorción y su capacidad para mantener seca la superficie. Busca pañales con canales neutralizadores, combinados con algún gel absorvente.

Siempre es importante optar por pañales hipoalergénicos que son más cuidadosos con la piel del bebé, pues las irritaciones son un problema muy frecuente que provoca gran incomodidad en el pequeño.

La desventaja que presentan este tipo de pañales desechables es que resultan muy caros y poco ecológicos. Aunque en la actualidad muchas empresas de pañales están ofreciendo mejores (utilizar plásticos reciclables, disminuir el uso del cloro…), lo cierto es que deshacerse de tanto pañal sigue siendo un problema desde el punto de vista ecológico.

Los pañales reutilizables clásicos, de tela, son la opción más económica, con la que se ahorra hasta un 60% respecto al uso de pañales desechables. En la actualidad han sido mejorados para ofrecer una buena capacidad de absorción y provocan menos irritaciones, pero se mantienen secos mucho menos tiempo y hay que lavarlos constantemente -lo que no resulta muy práctico-.

También existe la posibilidad de utilizar pañales ecológicos, que se pueden reutilizar varias veces, y después desechar sin dañar el medio ambiente, pero resultan muy caros. Además, a pesar de que están elaborados con tejido orgánico biodegradable, emplean muchos recursos naturales en su fabricación, por lo que resultan menos verdes que los tradicionales de tela.