es mujer

Lo que quieres saber

Todo sobre ‘como hacer cortinas de papel crepe para el dia de las madres’

Como hacer una falda de papel crepe

Podemos  coger como base el liston y unir 2 pliegues de papel crepe, después pegarlo dandole forma de las tablas. Hasta se pueden hacer un perrito poodle con piel negro, al final de la falda le pegamos una cinta de otro color de crepe y ya está.

También se puede comprar del tipo muelle del mas ancho, lo suficiente como para rodear la cintura de la modelo.

Compra el papel crepe del color que quieras y un boton que combine con el papel, corta el muelle al tamaño de la cintura y cosemos el boton de un lado, hacemos un orificio del otro extremo y con una aguja e hilo cosemos el papel crepe, pero hay que hacerlo para que parezca abultado. Vamos cosiendo por la parte de atras del muelle, por eso es bueno que consigas papel tipo muelle de minimo 4 cm de grosor.

Lo vamos arrugando por la parte de atras y va a quedando muy bonito.

Halloween: Como hacer disfraces caseros para niños y bebés

loro.JPG

Cada vez son más los niños que quieren disfrazarse por el 31 de noviembre, y es que esta fiesta comienza a hacerse popular aqui en España y muchos colegios organizan sus propias fiestas de Halloween.

Pero en época de crisis, pensar en comprar un disfraz de fantasma que no volverá a usar en su vida no hace mucha gracia. Hay muchos disfraces pertinentes para estas fechas que son fáciles de hacer por uno mismo, y además si tu hijo ya es mayor, podéis pasar un buen rato confeccionando juntos el traje.

Aquí te dejo 5 ideas para hacer los disfraces más tipicos de Halloween. Elige el de tu pequeño y…¡manos a la obra!

1. Fantasma

fantasmita.JPG

Un básico de Halloween y bastante sencillo. Solo necesitas alguna sábana, pieza de tela o cortina vieja de color blanco.  Colocala sobre tu hijo y mide donde quedan los ojos. Corta dos agujeros en la tela para los ojos, y pinta con rotulador negro una boca. Otra opcion es cortar un agujero grande para la cara y ajustarlo a la misma (esta opción es la mejor si el niño es pequeño y le (y te) agobia que vaya con la tela pegada a la cara.

Corta la tela según la estatura de tu hijo, no conviene que sea muy larga para que no se tropiece con ella. Ponle guantes blancos en las manos.

2. Bruja

brujita.JPG

Probablemente conozcas a alguien que tenga un traje de bruja (o alguno de sus complementos) y que puedas adaptar al tamaño de tu hija, pero si no es así, busca algún vestido viejo negro tuyo.

Córtalo y ajústalo al tamaño de tu niña, y después ponle algún remiendo en otro color. El sombrero lo puedes confeccionar con cartulina negra, pero lo cierto es que comprarlo en un todo a cien tampoco sale muy caro. En cuanto a la escoba…coge la más vieja que tengas, eso sí, que sea de las de madera.

Para el maquillaje, utiliza una capa de maquillaje blanco para la cara. Los labios negro o morados y los ojos pintados en negro.

3. Zombie

zombie.JPG

Lo bueno del disfraz de zombie es que la ropa es lo de menos, hay que centrarse en el maquillaje.

El vestuario puede ser cualquier ropa vieja del niño que puedas estropear si lo deseas. Algún roto,  un poco de tierra, y manchas de sangre (la gelatina roja es una buena opción).

Para el maquillaje, mucha pintura blanca y negro y rojo para darle más terror al asunto.

4. Princesa o reina mala

madrastra.JPG

A las niñas les encanta disfrazarse de princesa… así que aunque el día de Halloween no permite colores rosados e inocencia, sí que podemos ponerle la corona. La idea es tirar más hacía la madrastra que hacía Blancanieves.

Para esto quizá necesites un poco más de habilidad manual. Coge un vestido lila, violeta o morado de tu hija, si no tiene, compra tela lila y haz un vestido básico. Después (esto es más fácil), compra tela negra para ponerla a modo de capa. Para que sea una reina mala y no una superwoman descontextualizada conviene fijarse bien en el dobladillo del cuello, para que la capa quede tipo imperial.

La corona dorada la puedes hacer con cualquier cartulina (y a tu hija le encantará participar). Se corta, se pega y voilá.  El maquillaje tenebroso, por supuesto, ojos y labios en estricto negro.

5. Calabaza

calabacita.JPG

Se trata de un disfraz que se entiende a la perfección que es de Halloween, pero menos terrorífico que los otros que veníamos enumerando, por lo que es ideal para bebés o niños impresionables -que no quieren llevar manchas de sangre en la ropa ;) -

Necesitas comprar papel crepé naranja y negro, además de usar una camiseta y leggins negros.

Si no cuentas con máquina de coser -o no quieres utilizarla- siempre puedes optar por la versión simple: hacer el cuerpo de la calabaza con el papel crepé naranja y cerrarla con grapas y pegamento. Pero en ese caso conviene tener cuidado para evitar desgarros.

Fuente: blogbebes . com