es mujer

Lo que quieres saber

Todo sobre ‘analisis hormonales para saber si la ovulacion esta bien’

Análisis de hormonas y la fertilidad

hormonal.JPG

Los análisis hormonales son una prueba que se realiza cuando se observa que una pareja tiene dificultades para tener un hijo. En el caso de  análisis hormonales a mujeres, permiten comprobar los niveles de las hormonas ovulatorias, tiroides y pituitarias, para ver si esa puede ser la causa de las dificultades. En el caso de los hombres son la testosterona y la hormona foliculoestimulante las que se suelen analizar.

Aunque los problemas endocrinológicos son una frecuente causa de infertilidad, suelen tener solución. Pero para eso, evidentemente, hay que detectarlo con un test hormonal.

¿En qué consisten?

Para hacer un test hormonal es suficiente con realizar un simple análisis de sangre, y sobre esa muestra se estudiarán una serie de hormonas, para saber si existe la posibilidad de producir óvulos y si las condiciones hormonales para la implantación son adecuadas.

Esta muestra de sangre debe ser obtenida entre los días 2 y 5 del ciclo menstrual, para poder analizar correctamente la función ovárica.

Las hormonas ovulatorias son la foliculoestimulante, la luteneizante y el estradiol.  Nos sirven para diágnosticar una escasa reserva ovulatoria por envejecimiento precoz de los ovarios.

Las hormonas tiroides nos informan de la existencia de problemas como hipotiroidismo (funcionamiento lento de la glándula tiroide) o hipertiroidismo (funcionamiento excesivo), muy frecuentes en mujeres jovenes.  Estas enfermedades pueden producir alteraciones en la ovulación, y ser causa de infertilidad.

Por último, la prolactina,  secretada por la glándula pituitaria,  es la hormona que prepara los pechos para la lactancia. Niveles anormalmente altos antes del embarazo suele relacionarse con ciclos menstruales irregulares.

En el caso de los hombres, las hormonas foliculoestimulante  y luteneizante son las encargada de estimular la producción de espermatozoides, por lo que unos niveles bajos se relacionan con problemas de infertilidad.

La deficiencia de testosterona, por su parte,  puede causar una reducción del impulso sexual, disfunción eréctil, e insuficiente esperma.

Fuente: blogbebes.com